Causas de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad frecuente tanto a nivel nacional como mundial.

Se presenta a cualquier edad, pero es más frecuente en las personas de edad avanzada que en los jóvenes; predomina en el sexo masculino, sin embargo, en las mujeres, después de la menopausia, la prevalencia es semejante.

Leer más: Alimentación e hipertensión arterial

¿Qué síntomas o molestias ocasiona la hipertensión?

En la mayoría de los casos la presión elevada no produce ninguna molestia. Por este motivo la hipertensión ha sido denominada “el asesino silencioso”. A veces, cuando se tiene alguna manifestación o un síntoma de la enfermedad se debe a la presencia de una complicación avanzada.

Se puede llegar a sentir dolor o sensación de pesantez de cabeza, mareo ligero, palpitaciones, zumbido de oídos, entre otros.

Leer más: Qué es la hipertensión arterial y por qué es peligrosa

Causas de la hipertensión arterial

No se han descrito las causas concretas de la hipertensión arterial, aunque sí se ha relacionado con una serie de factores comunes entre aquellos que la sufren.

Entre estos factores de riesgo, habría que distinguir aquellos que no son modificables, como es el caso de la herencia, el sexo o la edad, de aquellos otros que sí se podrían modificar variando los hábitos, como la obesidad, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo, el uso de anticonceptivos orales o el sedentarismo.

En cuanto al componente hereditario, se desconoce su mecanismo exacto, pero sí se ha constatado que cuando una persona tiene alguno de sus progenitores hipertensos, las posibilidades de desarrollar hipertensión son el doble que las de otras personas con ambos padres sin problemas de hipertensión.

Las personas con sobrepeso tienen un mayor riesgo de tener hipertensión arterial, ya que a medida que se aumenta de peso se eleva la tensión arterial.

No se sabe con claridad si es la obesidad por sí misma la causa de la hipertensión, o si hay un factor asociado que aumente la presión en personas con sobrepeso, aunque las últimas investigaciones apuntan a que a la obesidad se asocian otra serie de alteraciones que serían en parte responsables del aumento de presión arterial.

Leer más: Beneficios de la medicina integrativa

¿Hay cura para la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial esencial o primaria no se cura, se controla con medidas higiénico-dietéticas y medicamentos antihipertensivos.

Si el paciente sigue las indicaciones del médico en forma adecuada y toma sus medicamentos correctamente, las complicaciones de la hipertensión disminuyen en gran medida.

El sedentarismo, el consumo elevado de alcohol y el estrés prolongado tendrían que ver más con el mantenimiento que con la causa de la presión arterial alta.

Así que, como en muchas enfermedades, llevar una vida saludable, apoyarse en la medicina integrativa y visitar al doctor regularmente, es la ruta más recomendada para lograr una mejor calidad de vida.