Relación entre la hipertensión y los ataques al corazón

La hipertensión no controlada afecta todos los órganos, en especial al corazón y puede ser mortal. Conoce porqué.

 Como ya lo hemos explicado antes, la presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Al medir la presión arterial se encuentran dos números, la máxima y la mínima (sistólica y diastólica). La primera, traduce la presión que se ejerce sobre la pared arterial cuando el corazón, por medio del latido cardíaco, impulsa de forma brusca un bolo de sangre hacia las arterias. Esta es la tensión sistólica, porque coincide con la sístole del corazón.

La segunda, corresponde a la presión que queda ejercida desde el interior de las arterias después de este latido. Esta es presión diastólica y coincide con la diástole cardíaca, que es el estado en el que el corazón se relaja después de un latido.

¿Podría presentarse un ataque al corazón si tienes la presión alta? La respuesta es sí y te explicamos porqué.

Le puede interesar: Tratamientos para regular la hipertensión

Hipertensión y ataques al corazón

La hipertensión obliga al corazón a trabajar de manera más intensa. Como todo músculo con sobrecarga, el corazón aumenta su grosor, a esto se le conoce como hipertrofia.

En fases avanzadas, no sólo se crece, sino que se  dilata. Cuanto más dilatado está, menos capaz es de mantener el flujo sanguíneo adecuado. Cuando esto sucede, el corazón comienza a fallar y entonces debemos hablar de insuficiencia de causa hipertensiva.

De igual manera, la hipertensión arterial también contribuye al engrosamiento de las paredes de los vasos sanguíneos, lo cual, a su vez, puede empeorar la aterosclerosis (aumento en los depósitos de colesterol en los vasos sanguíneos). Esto también aumenta el riesgo de ataques cardíacos y accidente cerebrovascular.

Leer más: Vitamina C oral o en suero ¿Qué es mejor?

Síntomas de un ataque cardiaco

Los síntomas clásicos de un infarto agudo de miocardio son la pérdida de conciencia, sin embargo, en algunas personas pueden surgir algunas señales de alerta que indican que está teniendo un infarto, por lo que es importante llamar al número de emergencia ante algún síntoma como los que se mencionan a continuación.

  • Dolor fuerte en el pecho que se irradia hacia la espalda, el cuello, el hombro y brazo izquierdo.
  • Falta de aire o dificultad para respirar.
  • Dificultad para hablar de forma clara.
  • Hormigueo en el brazo izquierdo.
  • Palidez y cansancio excesivo.
  • Mareo, náuseas o vómito
  • Sudoración fría.

En general, la presión arterial alta es una afección crónica que causa daños progresivamente a lo largo de los años. Sin embargo, a veces, la presión arterial aumenta de manera tan rápida e intensa que se convierte en una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato, a menudo con hospitalización.

Leer más: Sueroterapia para bajar de peso

Recuerda que la mayoría de las personas con presión arterial alta no tienen signos ni síntomas, así que las visitas periódicas al doctor es el primer paso para identificar si hay una presión elevada.

Por otra parte, la medicina integrativa ofrece tratamientos con excelentes resultados y ningún efecto secundario. La acupuntura, la sueroterapia y la oxivenación son los procedimientos más recomendados para regular la tensión y algunos de sus desencadenantes, como el estrés, la ansiedad y la obesidad.

Si quieres conocer más sobre estos tratamientos para regular la tensión, te invitamos a leer este artículo.

¿Necesitas más información? Escríbenos..