Los peligros de la obesidad

La obesidad debe ser entendida como una enfermedad crónica, compleja y multifactorial,  pues trae consigo serios riesgos para la salud de las personas que la padecen.

La obesidad no es solo un problema estético, esta condición aumenta el riesgo de enfermedades y problemas de salud.

Esta se define como el aumento de grasa corporal, este aumento se traduce en un incremento de peso que es considerado potencialmente peligroso, es la enfermedad metabólica más prevalente del mundo occidental y es la causa de una gran mortalidad.

Enfermedades que puede sufrir una persona con obesidad

La diabetes, hipertensión, nivel alto de colesterol y triglicéridos, ataques cardiacos, insuficiencia cardiaca, accidentes cerebrovasculares, problemas óseos y articulares.

Además puede presentar cálculos biliares, problemas del hígado, algunos tipos de cáncer, y apnea del sueño que se traducirá en fatiga constante, somnolencia diurna y daño cardiaco severo.

Según la Organización Mundial de la Salud OMS, en la actualidad 1.200 millones de personas tiene problemas de sobrepeso/obesidad y, aproximadamente el mismo número de personas sufre de desnutrición.

Factores de riesgo

Tener factores de riesgo no significa que se contraerá la enfermedad, pero aumenta la probabilidad de que suceda.

Entre los factores de riesgo más sobresalientes están:

  • La genética
  • Estilo de vida
  • Inactividad
  • Dieta poco saludable
  • Enfermedades metabólicas
  • Medicamentos
  • Problemas sociales y económicos,
  • La edad
  • Embarazo
  • El cigarrillo y la falta de sueño, entre otras.

Diagnóstico

Se formula cuando el índice de masa corporal, IMC, es de 30 o más, tu IMC se calcula dividiendo tu peso en kilogramos por tu estatura en metros al cuadrado.

Para la mayoría de personas, el IMC brinda un cálculo aproximado de la grasa corporal, sin embargo, el IMC no mide directamente la grasa que podría poner en riesgo tu salud. Consulta con un especialista y busca el mejor tratamiento que mejore tu calidad de vida.