Tratamientos en la estética facial

Los tratamientos faciales cada vez toman más relevancia, esta gran demanda ha generado más investigación y nuevas soluciones. 

hoy dedicaremos estas líneas a hablar sobre los tratamientos faciales, en qué consisten, cuál es el más adecuado y que cuidados debemos tener.

Debido a la gran demanda del mundo actual, hay tantos tipos de tratamientos de belleza específicos para cada tipo de piel, que en ocasiones cuesta mucho encontrar uno que se adapte a lo que queremos y a nuestra necesidad.

Dependiendo del resultado que busquemos, hay muchos tratamientos para elegir, y lo más positivo es que en muchas ocasiones se evita el paso por el quirófano.

Leer mas sobre: Los peligros de la obesidad

Esto por obvias razones baja los costos de los tratamientos, pero lo que hay que tener en cuenta es el profesionalismo de las personas a quienes confiemos nuestra piel.

Es importante que para cualquier tratamiento que nos realicemos, sea por salud o por estética, consultemos con un especialista en el tema, pues con nuestra salud no se puede jugar.

El auge también dio pies a la creación de falsos profesionales, que no cuentan con los conocimientos, ni con los elementos, ni instalaciones adecuadas.

Tratamientos faciales más populares

Conozca aquí todos los: tratamientos sobre estética medica 

Plasma rico en factores de crecimiento

Es una tecnología dirigida a estimular la regeneración de la piel mediante la aplicación de factores de crecimiento y otras proteínas presentes en el plasma sanguíneo.

Peeling

Es una técnica de exfoliación, para eliminar manchas, marcas y pequeñas arrugas, lo que se hace es aplicar una sustancia sobre la piel para eliminar las células muertas, renovando las capas superficiales de la piel.

Así podrás lograr una piel más joven, hidratada y luminosa.

Microdermoabrasión

El objetivo de esta técnica es rejuvenecer la piel, básicamente es una exfoliación que trabaja sobre la epidermis y la dermis, con resultados parecidos al peeling.

Ácido hialurónico

Es una sustancia que se encuentra de forma natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano, su función básicamente es la de mantener una buena hidratación de la piel, incluso en sus capas más profundas.

Toxina botulínica

Es producida por un tipo específico de bacteria, si se utiliza en pequeñas dosis y débiles puede reducir considerablemente las arrugas faciales.

Radiofrecuencia facial

Consiste en aplicar energía de radiofrecuencia para calentar las capas internas de la piel y eliminar la flacidez.

Esta energía hace que las redes de colágeno y elastina en nuestra piel se contraiga, consiguiendo resultados inmediatos y de larga duración.

Estos son solo algunos de los tratamientos que existen, y dependiendo lo que necesites, el especialista te indicará cuál es el más adecuado para tu tipo de piel.

También te indicará los cuidados que debes tener para lograr mejores resultados.

Cabe recordar que hay que seguir las indicaciones al pie de la letra, pues nuestra piel es el único órgano que está directa y constantemente en contacto con el exterior.

No tener los cuidados necesarios llevarían a un desenlace desagradable.