Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse

Inicio|Sin categoría|Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse

Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse

El sistema cardiovascular necesita llevar sangre y nutrientes por cada parte de nuestro cuerpo, y al momento que esta retorna a nuestro corazón, realiza un esfuerzo extra; especialmente en la zona de las piernas, ya que debe llevar la sangre contra la fuerza gravitacional.

Para realizar este proceso, las venas poseen unas pequeñas válvulas que impiden el descenso de la sangre y al mismo tiempo, se apoya de los músculos y el conjunto de vasos sanguíneos ubicados en los talones, que al recibir presión, ejercen fuerza para el retorno de la sangre.

Le puede interesar: Escleroterapia: el mejor tratamiento para várices y arañitas

En algunos casos, cuando se ejerce un exceso de presión, las venas se dilatan y ensanchan sus paredes, lo que puede provocar una acumulación anormal de sangre y la pérdida de la función principal de las válvulas, lo que además de várices produce inflamación de las piernas y en casos peores, úlceras.

Sin embargo, este tipo de afectaciones no siempre se manifiesta de la misma manera y es vital conocer la diferencia para saber cuándo acudir a un especialista, o simplemente cuándo basta con implementar hábitos saludables en la rutina diaria.

Leer más: Fuentes de vitamina C

Grados de várices

Grado I

En esta etapa, se ven en algunos sitios y a través de la piel, las venas finas de color violáceo. A veces pueden tener forma estrellada, y se denominan arañas vasculares. Por lo general son únicamente un problema de tipo estético, pero, en determinadas ocasiones, pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

Grado II

Las venas se van haciendo más visible y empiezan a notarse los primeros síntomas como: pesadez y cansancio en las piernas, dolor, calambres, hormigueos, sensación de calor o picores y escozores.

Grado III

Tras un largo periodo padeciendo varices grado II, se manifiesta un tercer grado en el que las venas están más dilatadas, tortuosas y muy antiestéticas visiblemente.

En este nivel los síntomas van aumentando progresivamente manifestándose con hinchazón, edemas y notables cambios en la coloración de la piel.

Grado IV

Este grado de la enfermedad ya presenta un serio dolor, hinchazón y ulceraciones, facilitando que la persona sea susceptible a cualquier infección ya que las heridas se manifiestan externamente.

Es un punto crítico de la enfermedad en el que será necesario una intervención para paliar el problema ya que de lo contrario podría desencadenar complicaciones, llegando a costar en algunos casos, la vida de la persona.

Leer más: Alimentación e hipertensión arterial

¿Cómo se trata la insuficiencia venosa?

Como lo mencionamos antes, en algunos casos, como en el grado I, cambios en el estilo de vida podrían ayudar a prevenir la formación de venas varicosas. Estos cambios incluyen:

  • Elevar las piernas mientras se está sentado o se duerme
  • Utilizar medias de compresión
  • Evitar estar parado por períodos prolongado de tiempo
  • Bajar de peso
  • Ejercitar para fortalecer las piernas

Además, tu doctor podría recomendarte opciones de tratamiento que incluyen:

La escleroterapia: en este tratamiento mínimamente invasivo se inyecta una solución directamente adentro de la vena que hace que el vaso se encoja y eventualmente desaparezca. Para venas más grandes, se inyecta una espuma para cerrar y sellar la vena.

La ablación térmica endovenosa: este procedimiento guiado por imágenes utiliza radiofrecuencias o energía de un láser para calentar y sellar una vena incompetente. El ultrasonido ayuda a visualizar las venas incompetentes, permitiéndole al médico guiar una fibra de láser o un electrodo de radiofrecuencia a través de un catéter hacia la vena en la que se aplica el calor.

La flebectomía (también conocida como raspado de vena): este procedimiento mínimamente invasivo utiliza un pequeño escalpelo o aguja para quitar las venas varicosas de la superficie de la pierna a través de pequeñas incisiones en la piel.

Cirugía de raspado de vena: un procedimiento quirúrgico realizado bajo anestesia general que involucra el raspado o remoción de toda una vena superficial de la pierna. Gracias a los avances en los procedimientos mínimamente invasivos, es muy raro que se utilice este procedimiento hoy en día.

Ahora que conoces los grados de las venas várices, identifica en cuál estás y no esperes a que la enfermedad venosa avance. Si detectas arañitas, consulta con tu médico como medida de prevención a posibles complicaciones.

¿Necesitas más información? Escríbenos..

Por |2020-02-29T17:18:38-05:00diciembre 4th, 2019|Sin categoría|5 Comentarios

Sobre el Autor:

5 Comments

  1. […] Leer: Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse […]

  2. […] Leer: Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse […]

  3. […] Leer: Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse […]

  4. […] Leer: Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse […]

  5. […] Leer: Qué grados de várices existen y cuándo preocuparse […]

No se permiten comentarios.

Top Sliding Bar

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Recent Tweets

Newsletter

Sign-up to get the latest news and update information. Don't worry, we won't send spam!

[contact-form-7 404 "Not Found"]